Cuando crece un río o se realizan grandes zanjas y excavaciones en Badajoz, siempre los trabajadores y las empresas contratistas deben tener en cuenta algo muy importante: el nivel o la capa freática. Los expertos geógrafos definen como nivel freático a la capa superior de un acuífero, es decir, la distancia a la que se encuentra este acuífero desde la superficie de la tierra.

En otras palabras, los profesionales en las zanjas y excavaciones en Badajoz definen la capa freática como "lo que será necesario excavar para llegar al agua cuando se excave". Esta profundidad vendrá determinada por diferentes condiciones climáticas, geográficas, climáticas y ambientales. Y además puede variar mucho dependiendo de las precipitaciones en la zona o de la cercanías del mar, arroyo o río.

El agua que se sitúa por debajo de este nivel se conoce como agua freática, teniendo presión positiva y dando lugar a los acuíferos. Por encima de esta capa o nivel se habla ya de aguas capilares, cuya presión siempre es negativa y permanece retenida por capilares del suelo. Además, el agua subterránea puede venir de la sedimentación o la infiltración, con el añadido de que pueden aparecer los famosos niveles colgados, aquellos que irrumpen en terrenos de tipo impermeable y que son independientes tanto en características como en profundidad.

Este nivel se determina mediante catas o sondeos en los que se llega a detectar el agua y se mide en cota, siempre en base a la perforación. Los sondeos deben ser varios y en diferentes momentos del año con el único fin de eliminar las incidencias de las lluvias en los trabajos que se vayan a realizar.

Desde Excavaciones López, cuando realizamos grandes trabajos de excavaciones, tenemos en cuenta el nivel o capa freática que existe en el subsuelo. Por ello, realizamos trabajos previos para determinar este nivel o capa.